4 remedios naturales para calmar el dolor abdominal

Un dolor abdominal puede surgir como consecuencia de una indigestión. No obstante, si el dolor es frecuente e intenso, nos podría estar avisando de un problema mayor

 

El dolor de estómago es una patología muy común y extendida que nos puede afectar en cualquier momento.Este puede ser muy diverso y puede tener causas muy distintas.

Por ello, debemos saber el origen del dolor, ya que puede deberse a una mala digestión, gases, acidez o a alguna inflamación, entre muchas otras causas.

La mayoría de las veces, el dolor abdominal no indica ninguna enfermedad seria. La mayor parte de los casos son cólicos intestinales asociados a la alimentación grasa o las intoxicaciones alimentarias.

Los dolores de barriga ligeros, de corta duración o que desaparecen después de algunas horas, suelen estar causados por dilataciones del intestino por gases. Los cuadros de ansiedad pueden causar dolor abdominal de corta duración, por aumentar el contenido de gases en los intestinos.

4 remedios naturales para calmar el dolor abdominal

 

1. Jengibre y limón para el dolor abdominal

 

La raíz de jengibre es conocida en muchos lugares del mundo por su potente acción antiinflamatoria y digestiva. Al combinarla con un poco de zumo de limón la hacemos aún más efectiva ya que estos 2 ingredientes controlarán el exceso de acidez, por increíble que parezca.

El limón es un alimento alcalino por su alto contenido en ácidos cítricos. Su consumo en infusión reduce la hinchazón abdominal, alivia los mareos y calma la sensación de dolor.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 raíz de jengibre rallada (15 g)
  • El zumo de 1 limón

Preparación

  • En primer lugar, calentaremos el agua y añadiremos la raíz de jengibre.
  • Esperaremos hasta que esté hirviendo, apagaremos, y dejaremos reposar de 5 a 7 minutos.
  • Finalmente agregaremos el zumo de 1 limón , e ingerremos.

 

2. Infusión de manzanilla para el dolor abdominal

El principal uso de la camomila o manzanilla está relacionado con los diferentes trastornos digestivos, debido a que se trata de una planta protectora y reparadora de la membrana gástrica, pues fomenta la producción de jugos gástricos.

Por tanto, está recomendada en casos de indigestión, cuando se tienen náuseas y vómitos. Es muy efectiva contra los gases y flatulencias; a su vez, su suavidad no altera el ritmo intestinal, pero favorece la motilidad de forma suave.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de manzanilla (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua y añadiremos la cucharada de manzanilla.
  • Esperaremos hasta que esté hirviendo, apagaremos y dejaremos reposar 5 a 7 minutos.
  • Finalmente, verteremos la infusión en una taza, e ingeriremos.

 

3. Bicarbonato de sodio y limón

 

Tomar un vaso de agua con bicarbonato de sodio y limón puede aliviarnos el dolor estomacal, sobre todo cuando el origen son las flatulencias o una digestión pesada por una comida demasiado grasosa. El bicarbonato de sodio ayuda a que se eliminen los gases que nuestro organismo tiene dificultad para expulsar por una digestión lenta o por comidas copiosas o muy grasientas.

La combinación de bicarbonato de sodio con limón es uno de las soluciones número uno para calmar los síntomas estomacales (como, por ejemplo, la acidez) y, combinado con el limón, se potencian los efectos. El limón es un potente desintoxicante estomacal.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (3 g)
  • El jugo de 1 limón
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En primer lugar, añadiremos una cucharadita de sodio al vaso de agua y mezclaremos bien.
  • Adicionamos el zumo de 1 limón y revolvemos para compactar todos los ingredientes.
  • Cuando tengamos una mezcla homogénea, ingerimos.

 

4. Vinagre de manzana para el dolor abdominal 

El vinagre de manzana es uno de los alimentos con propiedades alcalinas, que hacen que mejore el tránsito intestinal. En consecuencia, contribuyen a la mejoría de los síntomas de diferentes problemas gastrointestinales.

También regula el pH natural de nuestro estómago y disminuye la presencia de gases en el tracto digestivo.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de vinagre de manzana (5 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añadiremos el vinagre en la taza de agua y combinaremos bien, para luego beber la mezcla.

Recomendamos no consumir alimentos que favorezcan la aparición de flatulencias. También debemos evitar todos aquellos que sean irritantes, picantes o estimulantes y que puedan aumentar los movimientos estomacales y generar más dolor.

Sigue estas sencillas recetas y calma esos inaguantables dolores abdominales.

 

Fuente: mejorconsalud.com

Comentarios en FB